(0294) 4435324 - 4429052 - 4459233     154235208 - 154249659

Significado clínico:

La acumulación de ácido láctico resulta de la glucólisis anaerobia, usualmente, debido a bajos niveles de oxígeno en los tejidos por un disminuido flujo sanguíneo (shock o septicemia), una presión de oxígeno disminuida (enfermedad pulmonar, etc.) y menos comúnmente por cambios metabólicos locales como aumentada actividad muscular (ejercicio severo, estado epiléptico), tumor (leucemias-linfomas) o un metabolismo hepático alterado (intoxicación alcohólica).

A medida que aumenta el nivel de lactato en los tejidos tales como el músculo esquelético, hígado y eritrocitos se produce la difusión hacia el exterior de estos tejidos y empiezan a aumentar las concentraciones de lactato en sangre.

La determinación de ácido láctico es indicada cuando el anión gap es superior a 18 mmol/l (sin cetoacidosis), pH <7.25 y la PCO2 no es elevada.

Puede ser metabolizado a piruvato en el momento en que vuelve a resultar abundante el oxígeno.

El lactato es el producto metabólico del propilen glicol, solvente empleado para muchas drogas endovenosas (fenitoína, nitroglicerina).

Tipos de acidosis láctica:

La acidosis láctica tipo I (el incremento de ácido láctico no indica necesariamente acidosis): ejercicio muscular excesivo, hiperventilación, glucagon, enfermedad del almacenamiento del glucógeno, anemia severa, infusión de insulina, síndrome de Reye. Relación L/P normal

La acidosis láctica tipo IIA: cualquier condición que no permita una adecuada oxigenación de los tejidos, hemorragias agudas, falla cardíaca congestiva severa u otras causas de colapso circulatorio, hipoxia aguda, circulación extracorporea. Relación L/P incrementada.

La acidosis láctica tipo IIB, idiopática: leve uremia, infecciones (especialmente pielonefritis), cirrosis, tercer trimestre de embarazo, enfermedad vascular severa, leucemias, anemias, alcoholismo crónico, endocarditis bacteriana subaguda, poliomielitis, diabetes (50%). Relación L/P incrementada.

Utilidad clínica:

En plasma y orina: Evaluación de pacientes con acidosis metabólica.

En líquido cefalorraquídeo: Screening para enfermedades del sistema nervioso central y ayuda para distinguir meningitis bacteriana de viral. En la meningitis bacteriana se observan altos niveles (>30 mg/dl) mientras que en la viral la concentración es invariablemente <25 mg/dl.

La determinación de lactato en una persona que presente una acidosis diabética es de vital importancia para diferenciar entre lactoacidosis y cetoacidosis, ya que cada una de ellas requiere un tratamiento diferente.

Una deficiencia amónica en un paciente con acidosis metabólica sugiere el diagnóstico de acidosis láctica.

Variaciones fisiológicas:

Variación diurna: 25%

Aumentado: Hiperventilación, etanol, ayuno, uso prolongado de torniquete, mala conservación de la muestra (retraso en la separación del plasma), ejercicio muscular intenso, hemólisis.

Disminuido: Pérdida de peso (ligeramente mayor en mujeres que en hombres)

Variaciones patológicas:

  1. Aumentado:
  • Líquido cefalorraquídeo: Isquemia cerebral, hemorragia intracraneana, carcinoma metastásico, meningitis bacteriana o por hongos, traumatismos, absceso cerebral, carcinoma primitivo en SNC, aumento de presión intracraniana, esclerosis múltiple.
  • En plasma y orina: Hipotensión, hipoxia, severa depleción del volumen, enfermedad maligna de rápido crecimiento, cetosis diabética, shock. La concentración de lactato en sangre correlaciona negativamente con la sobrevivida en pacientes con infarto agudo de miocardio, isquemia mesentérica, peritonitis bacteriana. Errores congénitos del metabolismo en recién nacidos. La acidosis láctica con rash cutáneo, alopecia, ataxia, queratoconjuntivitis es considerada un defecto en el metabolismo de la biotina.
  1. Disminuido: Toxemia

Variaciones farmacológicas:

Aumentado: Toxicidad con aspirina, epinefrina (dosis excesiva), etanol, fructosa, glucosa, isoniazida (con sobredosis), metformina, metilprednisona, ácido nalidíxico, fenformina, propileno, bicarbonato de sodio (endovenoso), sucrosa, terbutalina, tetracosactrim, albuterol, carbamacepina, anticonceptivos orales, fenobarbital, ácido valproico, propilenglicol, intoxicación con metanol o apreciable cetonemia, xilitol, difenilhidantoína, sorbitol, acetaminofeno.

En orina: glicina

Disminuido: Morfina.

Bibliografía:

1- Tietz N. W. Clinical Guide to Laboratory test, edited by W.B. Saunders Company, third edition, United States of America ,1995.

2- Young D. Effects of Preanalytical Variables on Clinical Laboratory Test . AACC, second edition, 1997.

3- Young D. and Friedman R. Effects of Disease on Clinical Laboratory Test, edited by AACC, third edition, 1997.

4- Young D. Effects of Drugs on Clinical Laboratory Test, AACC, third edition, 1990.