(0294) 4435324 - 4429052 - 4459233     154235208 - 154249659

 

Significado clínico:

Los anticuerpos antihistonas de clase IgG o IgM son frecuentes en lupus eritematoso sistémico (LES) (50-70%) y en lupus inducido por drogas (mayor del 95 %), pueden aparecer en otras enfermedades reumáticas y hasta en un 5% de individuos sanos.

Tienen un rol importante en la inducción del fenómeno LE ya que los anticuerpos antidesoxiribonucleoproteinas reconocen el complejo ADN-histonas y la reacción depende de las histonas.

Las histonas son proteínas básicas muy conservadas, existen cinco fracciones, la histona H1 de unión y el cuerpo histona con las fracciones H2A, H2B, H3 y H4.

Las histonas participan en la unión y empaquetamiento del DNA en la cromatina nuclear y regulan en parte su transcripción.

Los anticuerpos antihistonas son muy heterogéneos ya que pueden reaccionar con epitópes localizados en las fracciones histonas aisladas, en los dímeros H2A-H2B, en los tetrameros H3-H4 ,en el octamero histona o en el complejo ADN -histonas.

Utilidad clínica:

  • Diagnóstico de lupus inducido por drogas y pueden permanecer por años luego de la remisión clínica.
  • Aparecen entre el 50 a 70 % de pacientes con LES y con mayor frecuencia en el lupus inducido por drogas.
  • Pese a aparecer en mas de un 95 % de los pacientes con LES inducido por drogas, también se encuentran en algunos pacientes asintomáticos tratados con procainamida y en LES, por lo que se considera que no se debe suspender el tratamiento con fármacos y el paciente se encuentra asintomático, aunque los anticuerpos anti-histonas sean positivos.
  • Evaluación y pronóstico: estos anticuerpos tienen un rol en la inducción del fenómeno LE
  • No existe asociación clínica de estos anticuerpos con LES o lupus eritematoso juvenil, pero sí con la actividad de la enfermedad.
  • Es decir la concentración de anticuerpos antihistonas se correlaciona con la actividad lúpica.
  • En la artritis reumatoidea (AR) se observa mayor frecuencia de vasculitis y otras manifestaciones extrarticulares en presencia de anticuerpos antihistonas y en la artritis crónica juvenil se han asociado con uveitis.
  • Se detectan antihistonas en un 29% de pacientes con esclerosis sistémica, un 44% en formas generalizadas y un 14 % en formas localizadas.
  • Se han relacionado con fibrosis pulmonar, aparecen también en pacientes con síndrome de Sjögren (SS), enfermedad mixta del tejido conectivo (EMTC), polimiositis o cirrosis biliar primaria (CBP).

Variaciones patológicas:

  • Aumentado: LES, AR

Variaciones farmacológicas:

  • Aumentado: Hidralazina, procainamida y otros fármacos.

Bibliografía:

1. Mahou Rodríguez, Sánchez Sabate, González Manuel. Anticuerpos anti DNA y dirigidos contra proteínas asociadas al DNA Revista española reumatología Vol, 23, num 9, 1996 paginas 375-383.