(0294) 4435324 - 4429052 - 4459233     154235208 - 154249659

 

Sinonimia: crioglobulinas cuantitativas.

Significado clínico:

Son proteínas que precipitan a bajas temperaturas. Son inmunoglobulinas (Ig) de una sola clase, o complejos constituidos por más de una clase de Ig, los cuales están alterados de tal manera que son insolubles a bajas temperaturas. Esta alteración puede deberse a la fijación de antígenos o componentes del complemento antes o durante la precipitación. Las crioglobulinas son heterogéneas en tipo y formación y pueden ser importantes en vasculitis y nefritis asociadas con enfermedades sistémicas.

Las crioglobulinas se pueden dividir en tres clases:

Crioglobulinas tipo I: son inmunoglobulinas simples monoclónicas: pueden ser IgG (en el mieloma múltiple) e IgM (en la macroglobulinemia, algunos linfomas) y en menor medida, IgA y tipos de “Bence Jones”. Están asociadas con desórdenes linfoproliferativos. Se hallan presentes en altas concentra-ciones en el suero (> 5 g/dl).

Crioglobulinas tipo II: son mezclas monoclónicas-policlónicas, generalmente de un “antígeno” policlonal (tipo IgG) y de IgM monoclonal con actividad anti IgG; es decir, es un factor reumatoideo monoclonal. Están asociados con estados linfoproliferativos IgM y con ciertas actividades de anticuerpos IgM. En el suero se hallan en concentraciones altas o moderadas (> 1 g/dl).

Crioglobulinas tipo III: son mezclas policlónicas-policlónicas. Los dos componentes son policlónicos (generalmente IgG-IgM, y a veces, IgG, IgM e IgA). Casi siempre hay componentes del complemento. Se hallan en suero en bajas concentraciones (> 1 g/dl) y corresponden a la mayoría de los casos de crioglobulinemia.

En su gran mayoría, los pacientes con crioglobulinemia presentan síntomas clínicos y de éstos los más importantes son vasculares (púrpura, necrosis digital). Es común el fenómeno de Raynaud. Muchos casos idiopáticos se deben a hepatitis C.

Los síntomas que producen se deben a su precipitabilidad en las partes más frías del cuerpo. La hiperviscosidad puede llevar a estasis en ciertos vasos. Los complejos inmunes también pueden con-tribuir a los síntomas.

Utilidad clínica:

  • Evaluación de macroglobulinemia de Waldenström, mieloma, leucemia linfocítica crónica (LLC), lupus, síndrome de Sjögren primario, enfermedades hepáticas (hepatitis crónica, cirrosis e infecciones virales).

Variables por enfermedad:

  • Aumentado: mieloma múltiple, LLC, enfermedad de Hodgkin, linfomas no Hodgkin, enfermedad de Lyme, policitemia vera, macroglobulinemia de Waldenström, lepra, anemia hemolítica autoinmune adquirida, lupus eritematoso sistémico, síndrome de Sjögren, artritis reumatoidea, espondilitis anquilosante, gangrena. Enfermedad isquémica cardíaca, endocarditis bacteriana. Cirrosis biliar. Pénfigo.

Variables preanalíticas:

  • Disminuido: interferón alfa-2.

Bibliografía:

1- LotharT. Clinical Laboratory Diagnostics: Use and assessment of clinical laboratory results, English edition, 1998.

2- Jacobs D.S., Demott W.R. Grady H. et al., Laboratory Test Handbook, Edit by Lexi-Comp Inc., Cleveland, United States of America, 4th edition, 1996.

3- Tietz N. W. Clinical Guide to Laboratory test, edited by W.B. Saunders Company, third edition, United States of America ,1995.

4- Young D. Effects of Preanalytical Variables on Clinical Laboratory Test . AACC, second edition, 1997.

5- Young D. and Friedman R. Effects of Disease on Clinical Laboratory Test, edited by AACC, third edition, 1997.

6- Burtis C. and Ashwood E. Tietz Textbook of Clinical Chemestry, W.B. Saunders Company, third edition, United States of America,1999.

7- Lehmann C. A. Saunders Manual of Clinical Laboratory Science, W.B.Saunders Company, Philadelphia, first edition 1998.

8- Dufour R. Clinical Use of Laboratory Data. A practical guide, Lippincott Williams&Wilkins, USA, 1998.

9- Young D. Effects of Drugs on Clinical Laboratory Test, AACC, third edition, 1990.