(0294) 4435324 - 4429052 - 4459233     154235208 - 154249659

 

Sinonimia: deoxipiridinolina, piridinolina, cross links.

Significado clínico:

La piridinolina y la deoxipiridinolina son aminoácidos no reducibles que unen entre sí las fibras de colágeno maduro. Se encuentran en la matriz del hueso y del cartílago.

El colágeno tipo I, rico en aminoácidos hidroxiprolina, tiene una estructura de triple hélice, con fibras conectadas por cross links entre residuos de lisina e hidroxilisina que unen extremos carboxi y amino terminales no helicoidales de una molécula de colágeno; con una porción helicoidal de una molécula adyacente. Ver gráfico fibra de colágeno.

Las fibrillas inmaduras de colágeno no tienen la fuerza de tensión necesaria hasta que no son unidas por una serie de uniones covalentes intra e intermoleculares o cross links.

Dos cross links no reducibles maduros han sido identificados: deoxipiridinolina (lisil piridinolina) formada por la reacción de dos hidroxilisinas y una lisina y la piridinolina (hidroxilisilpiridinolina) formada por la reacción de tres hidroxilisinas.

Los cross links son: PYR y D-PYR.

La PYR y DPYR se forman durante la maduración de las fibras de colágeno y no se encuentran presentes en el procolágeno, por lo tanto su liberación del hueso solo representa degradación de colágeno óseo maduro.

La proporción relativa entre PYR y DPYR es variable de acuerdo con las especies. La PYR/DPYR se encuentran en una relación 3:1 pero la DPYR es más específica de tejido óseo que la PYR. La DPYR se encuentra en cantidades significativas en hueso, ligamentos y aorta mientras la PYR se halla más ampliamente distribuida (tejido conectivo con mayores niveles en cartílago).

Los cross links no son exclusivos del hueso, pero como el tejido óseo es el mayor reservorio del colágeno tipo1 del cuerpo y se remodela más rápidamente que el resto de los tejidos conectivos, se considera que la mayoría de los cross links presentes en la orina de una adulto serán los que provengan de la resorción ósea.

Mediante el proceso de resorción, el colágeno comienza a degradarse liberando formas libres de cross links (40%) y unidas a péptidos (60%) excretándose por orina.

La PYR y DPYR derivan mayormente de hueso debido a que tiene un turn-over superior al del tejido conectivo y a su baja concentración en este último tejido.

La DPYR parece ser un marcador de resorción ósea más específico y sensible debido a:

–          Se forma durante la maduración del colágeno (no durante la biosíntesis)

–          Se origina sólo como producto de degradación de la matriz ósea

–          El hueso es su mayor origen

–          No está influenciada por la dieta.

La ventaja de esta determinación con respecto al dosaje de hidroxiprolina radica en su mayor especificidad, en la independencia de la dieta previa en la recolección de orina, y su mayor sensibilidad, ya que no se ha comprobado que se metabolicen antes de excretarse (a diferencia de la hidroxiprolina que se metaboliza marcadamente antes de excretarse por los riñones).

La excreción de PYR y DPYR tiene ritmo circadiano con valores mayores durante la noche y un nadir durante la tarde, similar al ritmo de la osteocalcina. Probablemente esto refleje un incremento nocturno de la remoción, debido a que la excreción de cross links diminuye un 30% entre las 8 y las 13 horas, por lo que el tiempo de recolección de la muestra es importante para obtener resultados reproducibles.

Los valores en niños son mayores que en adultos. Los valores en adultos son estables y aumentan un 50-100% en la mujer menopáusica (debido a la disminución de estradiol, el cual es un inhibidor de la resorción ósea) y se reduce a valores premenopáusicos en mujeres bajo terapia hormonal de reemplazo (THR).

Utilidad clínica:

  • Monitoreo de la terapia hormonal de reemplazo en mujeres post*-menopaúsicas, siendo su principal utilidad en el monitoreo del control con estrógenos.
  • No son tan útiles para el control del tratamiento con bifosfonatos debido a que la relación PYR libre/PYR unida a péptidos cambia en distintas circunstancias.
  • La DPYR disminuye durante el tratamiento con antiresortivos.
  • Como el proceso de resorción ósea es más corto que el proceso de formación, los marcadores de resorción responden más rápidamente a cambios en la remodelación que los marcadores de formación.

Variables preanalíticas:

  • Aumentado: Niños, mujeres postmenopaúsicas, reposo prolongado, embarazo.
  • Disminuido: Luz U.V. (inactivación vida media inferior a 30 segundos)

Variables por enfermedad:

  • Aumentado: Osteoporosis, hiperparatiroidismo, enfermedad de Paget. (El tratamiento de la enfermedad de Paget con bifosfonatos resulta en una rápida disminución de la concentración urinaria de ambos aminoácidos), hipertiroidismo, enfermedad ósea metastásica, osteomalacia, enfermedades reumatológicas, enfermedades óseas asociadas a transplantes, tumor asociado a hipercalcemia, cáncer con metástasis ósea, deficiencia de hormona de crecimiento en niños.

Variables por drogas

  • Disminuido: Tratamiento con antirresortivos, estrógenos, calcio.

Bibliografía:

1. LotharT. Clinical Laboratory Diagnostics: Use and assessment of clinical laboratory results, English edition, 1998.

2. Tietz N. W. Clinical Guide to Laboratory test, edited by W.B. Saunders Company, third edition, United States of America , 1995.

3. Watts Nleson B. Clinical Utility of Biochemical Markers of Bone Remodeling. Clinical Chemestry 1999;45:8(B): 1359-1368.

4. Rafel Fonseca,1 , Michael C. Trendle, 1 , Traci Leong, 2 , Robert A. Kyle, 1, Martin M. Oken, 3 , Neil E. Kay, 3 , Brian Van Ness 4 and Philip R. Greipp 1 . Pronostic value of serum markers of bone metabolism in untreated multiple myeloma patients. British Journal of haematology 109 (1), 24-29.

5. Aman s., Paimela L., Leirisalo-Repo M, Ristelli J. Kautiainen H., Helve T., Hakala M. Predection of disease progression in early rheumatoid arthritis by CRP. A comparative 3-year follow-up study. Rheumatology (Oxford) 2000 Sep:39 (9): 1009-13.

6. Paul D. Miller, MD, Daniel T. Baran, MD, John P. Bilezikian, MD, Susan L. Greenspan, MD, Robert Lindsay, MBCHB, PHD, B. Lawrence Riggs, MD and Nelson B. Watts, MD. Practical Clinical Application os Biochemical Markers of Bone Turnover. Journal of Clinicla Densitometry; 1999, 2N°3: 323-342.

7. Robert H. Christenson. Biochemical Markers of Bone Metabolism: An Overview. Clinical Biochemistry; 1997, 30 : 573-593.

8. Zeni S. ,Wittich A., Di Gregorio S. , Casco C., Oviedo A., Somoza J., Gómez Acotto C., Bagur A., González D., Portela M., Mautalén C. Utilidad clínica de los marcadores de formación y resorción

ósea. Acta Bioquímica Clínica Latinoamericana. Vol XXXV, N°1, 3-26;2001.

9. Lawrence G. Raiz. Physiology and Pathophysiology of Bone Remodeling. Clinical Chemistry, Vol 45:8(B), 1353-1358; 1999.