(0294) 4435324 - 4429052 - 4459233     154235208 - 154249659

 

Sinonimia: anti-HBVe, HBVe Ac .

Significado clínico:

El antígeno “e” es un producto proteolítico de la proteína core de la hepatitis B. Su positividad es posterior al aclaramiento de HBVe Ag, se detecta generalmente poco antes que el HBVAg desaparezca.

Si aparece en pacientes que antes presentaban HBVe Ag, indica evolución favorable y la predicción que el virus está en fase no replicativa (infección controlada) con un reducido riesgo de infectividad.

La falla en su aparición implica enfermedad activa y probable cronicidad, sin embargo pacientes con anti-HBVe pueden tener hepatitis crónica.

La coexistencia con HBVs Ag suele relacionarse con diagnóstico histológico compatible con portador asintomático o hepatitis crónica persistente.

No obstante, en algunos casos de evolución a la cronicidad, la aparición de anti-HBVe no excluye replicación viral, por lo que el paciente no mejora, incluso son posibles los diagnósticos de hepatitis C ó cirrosis.

Persiste años, aunque suele desaparecer antes que el anti-HBVcore o anti-HBVs.

Es una señal muy importante de declinación de la multiplicación viral activa en la hepatitis aguda sintomática.

Este anticuerpo no aparece en las infecciones por HBV mutantes que no producen HBVe Ag, si la selección de tales mutantes no ocurre antes del desarrollo de la infección crónica y está en progreso, puede aparecer el anticuerpo anti-HBVe.

Utilidad clínica:

  • Monitoreo de la hepatitis aguda y crónica por virus B.
  • El anti-HBVe cuando es detectado en el estado agudo está indicando seroconversión de antígeno e en anticuerpo anti e que es de valor pronóstico en la resolución de la infección.
  • Cuando se detecta con el anti-HBVcore confirma un estado agudo reciente en ausencia de HBVs Ag y de anti-HBVs.

Evaluación y pronóstico:

  • Es muy importante evaluar mediante la detección de los distintos marcadores (sistema HBVe Ag – anti-HBVe) el curso y pronóstico de infección y determinar en una hepatitis crónica por la detección del DNA viral de los viriones en circulación, si es que no se han integrado al genoma del huésped.
  • La aparición de anticuerpos anti-HBVe en el curso de una infección aguda indica generalmente buena evolución y una baja infectividad del paciente. En la mayoría de los casos es detectable poco antes de que desaparezca HBSs Ag, pudiendo encontrarse positivo durante varios años después de la infección.
  • En otros casos de evolución crónica la seroconversión a anti-HBVe no supone una mejoría ni clínica ni histológica, debido a la persistencia de la replicación viral (DNA HBV positivo).
  • Además estos anticuerpos indican período de convalescencia.
  • El anti-HBVe cuando es detectado en el estado agudo, está indicando seroconversión de antígeno e en anticuerpo e que es de valor pronóstico en la resolución de la infección.
  • Cuando se detecta con el anti-HBVcore, confirma un estado agudo reciente, en ausencia de HVBs Ag y de anti-HBVs.
  • La determinación de HBVe Ag y el anti-HBVe sólo se debe realizar si el HBVs Ag es positivo.
  • En ocasiones en pacientes con hepatitis aguda pueden coexistir ambos marcadores temporariamente en el suero (HBVe Ag y  anti-HBVe). Solo unos pocos portadores de HBVs Ag, que tienen muy bajas concentraciones de HBVs Ag, son negativos para HBVe Ag y anti-HBVe.
  • Evaluación de infectividad: la presencia de anti-HBVe está evaluando baja infectividad.

Bibliografía:

1. LotharT. Clinical Laboratory Diagnostics: Use and assessment of clinical laboratory results, English edition, 1998.

2. The Liver and the biliary tract. Capítulo 16. James Mcrawford, MD, Ph.D.

3. Virus de hepatitis A ,B, C, D y E. Capítulo 21. José R. Oubiña y Oscar Fay. Pág. 295-332. 1993