(0294) 4435324 - 4429052 - 4459233     154235208 - 154249659

Método: Los anticuerpos heterófilos IgM aglutinan hematíes de carnero o caballo. En la mononucleosis infecciosa (MI) los anticuerpos heterófilos pueden ser absorbidos por eritrocitos de buey pero no por células de riñón de cobayo.

Significado clínico:

Es una reacción que detecta anticuerpos heterófilos que aglutinan eritrocitos de carnero y se encuentran presente en alrededor del 90% de los casos en algún momento de la evolución de la enfermedad. Él titulo clásico de anticuerpos heterófilos es informado como la máxima dilución serica asociado con la aglutinación de eritrocitos de carnero después de la absorción del suero de prueba por el riñón de cobayo. La absorción diferencial permite establecer una diferenciación entre los anticuerpos Forssman naturales, los anticuerpos de la enfermedad del suero y los anticuerpos heterófilos de la mononucleosis infecciosa. Un titulo de 40 o mas después de la absorción en el cobayo junto con una presentación clínica compatible con la enfermedad, se consideran evidencias firmes que sustentan la presencia de una mononucleosis infecciosa.

Los anticuerpos heterófilos pueden ser demostrables en el momento de la instalación de la enfermedad o pueden aparecer en una fase más tardía de la evolución, la aparición retardada de estos anticuerpos puede asociarse con una convalescencia mas prolongada.

Las aglutininas contra eritrocitos equinos persisten durante un año después del diagnostico en un 75 % de los casos, mientras que las aglutininas contra eritrocitos de carnero descienden a valores de menos de 40 por año en el 70% de los casos. Se han detectados títulos falsos positivos mayores de 40 para aglutininas contra eritrocitos de carnero y caballo en un 12 % y un 6.7% de las muestras séricas respectivamente.

La MI por Epstein Barr (EBV) es la entidad mayor dentro del síndrome mononucleósico.

Los anticuerpos heterófilos aparecen en el suero a la semana de enfermedad. El título de anticuerpos alcanza un máximo a las 2 ó 3 semanas, persistiendo hasta 2 meses. Si clínicamente hay MI pero la reacción de Paul-Bunnel es negativa, hay que considerar la determinación de anticuerpos para EBV, citomegalovirus, Herpes y Toxoplasmosis.

Utilidad clínica

  • Diagnóstico: detección de M.I., que se hace en función de tres criterios: sintomatología clínica, anormalidades hematológicas y estudios serológicos.
  • Limitaciones: el 10% de los adultos con M.I. no desarrollan anticuerpos heterófilos, en esos casos, es importante la detección de anticuerpos anti EBV, siendo la determinación de Epstein Barr IgM anti VCA la prueba más específica.
  • Falsos positivos: hasta un 2% de pacientes con linfoma de Hodgkin, linfoma, leucemia linfocitica crónica, hepatitis infecciosa, carcinoma pancreático, citomegalovirus, linfoma de Burkitt, artritis reumatoidea, malaria y rubéola.

Bibliografía:

1. LotharT. Clinical Laboratory Diagnostics: Use and assessment of clinical laboratory results, English edition, 1998.

2. Mandel, Bennett and Dolin. Enfermedades infecciosas principios y prácticas. Editorial Panamericana, 4ª edición; Madrid, España. 1997