(0294) 4435324 - 4429052 - 4459233     154235208 - 154249659

Utilidad clínica:

Monitoreo: función renal

Diagnóstico: diferencial de proteinurias

Variables preanalíticas:

  • Ejercicio muscular violento, embarazo, altitud.

Variables por drogas:

  • Acetaminofeno, amfotericina, ampicilinas, arsenicales, sales de bismuto, cefalotina, cefaloridina, colistin, etosuximida, gentamicina, sales de hierrro, isoniazida, kanamicina, neomicina, oxacilina, polimixina, probenecid, estreptokinasa, tolbutamida, vancomicina.

Significado clínico:

Origen

Las proteínas urinarias son el resultado de la filtración permanente del plasma a través de las nefronas. Proteínas y elementos de alto peso molecular son retenidos y solamente una pequeña parte de bajo peso molecular filtra libremente, de forma que en orina de 24 hs. se encuentra aproximadamente entre 50 y 150 mg de pérdida diaria . Con la excepción de las prototeinurias, posturales, ortostáticas y las intermitentes, toda pérdida continua de proteínas en orina es de origen patológico. Si bien se puede asociar la proteinuria con una pobre reabsorción tubular, lo más frecuente es asociarla con la falla de permeabilidad de los capilares del glomérulo. Virtualmente toda la proteína filtrada (95-99%) es reabsorbida y catabolizada en el túbulo proximal. La función normal del glomérulo permite una descarga de aproximadamente 150 mg de proteína por día, de esto 2/3 es albúmina, transferrina, proteínas de bajo peso molecular y algunas inmunoglobulinas. El resto, incluida la glicoproteína de Tamm Horsfall, es derivada del tracto urinario.

Un estudio apropiado de la proteinuria debe contener un examen cuantitativo en orina de 24 hs. y un examen cualitativo a efectos de investigar la clase de proteínas que se pierde. En este último caso las electroforesis en acetato de celulosa y agarosa constituyen métodos simples para evaluar el tipo de proteinuria.

Como guía de la movilidad de las proteínas urinarias estas se relacionan a la movilidad que tienen las fracciones del suero humano. Las muestras deben ser concentradas (concentración deseada entre 30 y 60 g/l) cuando el tenor de proteína es muy bajo, el uso de la inmunoelectroforesis ayudará en la identificación de cada fracción encontrada.

PROTEÍNAS Y SU SIGNIFICADO CLÍNICO

IgG: Aumentada en la proteinuria glomerular no selectiva.

Transferrina: Aumentada en la proteinuria glomerular.

Albúmina: Mínimas cantidades en nefropatía diabética: >30mg/día pero <300 mg/día. Muy aumentada en proteinuria glomerular.

Alfa 1: Antitripsina Aumentada en proteinuria glomerular

Alfa 1: Glicoproteína Acida Aumentada en proteinuria glomerular.

Alfa 1: Microglobulina Aumentada en proteinuria tubular.

Cadenas livianas: Aumentadas en proteinuria tubular (policlonal). Aumentadas en proteinuria de Bence Jones (monoclonal).

Proteína ligadora de Retinol: Aumentada en proteinuria tubular.

Lizosima: Aumentada en proteinuria tubular.

Beta 2 Microglobulina: Aumentada en proteinuria tubular.

Nota: En el caso de proteinurias mixtas pueden coexistir todas las proteínas mencionadas anteriormente.

1. Proteinuria glomerular.

Ocurre por la imposibilidad del glomérulo de retener proteínas de considerable peso molecular. Aunque los túbulos pueden reabsorber y catabolizar proteína, el resultado final es la excreción de albúmina y otras proteínas de similar tamaño como transferrina, alfa 1 glicoproteína ácida, alfa 1 antitripsina. La proteinuria glomerular se considera “selectiva” cuando el glomérulo todavía puede mantener su capacidad filtro para determinadas proteínas Esto ocurre en los primeros estadíos de la enfermedad. Cuando está avanza, la proteinuria se va transformando en “no selectiva” a medida que el glomérulo pierde su capacidad filtrante.

Variable por enfermedad: diabetes, enfermedades autoinmunes, infecciones, neoplasias y amiloidosis.

Variable por drogas: proteinuria glomerular en los primeros estadios de muchas drogas nefrotóxicas.

2. Proteinuria tubular:

Se manifiesta cuando la función glomerular es normal y la función tubular está afectada en su capacidad de catabolismo y reabsorción, lo que trae aparejado la aparición de proteínas de bajo peso molecular que normalmente filtran por el glomérulo como la proteína ligadora de retinol, la alfa 1 microglobulina, la beta 2 microglobulina, y la lisozima. Debido a la baja concentración plasmática de estas proteínas, es de esperar una proteinuria de < 1.5 g/día.

Variable por drogas: cadmio, plomo, aminoglicósidos, cefalosporinas, ciclosporinas, citostáticos, antitumorales y altas dosis de analgésicos.

Variable por enfermedad: pielonefritis aguda o crónica, enfermedad vascular renal, síndrome de Fanconi y nefropatía de Balkan.

3. Proteinuria mixta glomerular-tubular.

Cuando se encuentran comprometidas ambas funciones de las nefronas, la tubular y glomerular, el fraccionamiento electroforético reflejara ambos tipos de proteínas, de alto y bajo peso molecular.

Variable por enfermedad: falla renal crónica.

Bibliografía:

1- “Interpretive Guide to Clinical Electrophoresis” P.Fauchier,F.Catalan, Helena Laboratories Paris France pag 2-10 1988

2- “Electrophoresis of Serum Proteina on Cellulose Acetate” Michael A. Pesce and Genevieve C.Covolo,Clinical Chemistry 223-233 1979.

3- Acta Bioquimic Clinica Latinoamericana Vol. XXX N°4, 1966 413-418.

4- University Of Colorado Health Science Center K.S.Carstens, Ana M. Sepulveda Pacheco, P.C.Romfh Pag.53-58 1986

5- Lawrence M. Killinworth, Ph.D. Sacred Heart Medical Center Spokane Wash. (Poster information).

6- Clinical Chemistry “Effects of Drugs on Clinical Laboratory Tests” American Association of Clinical Chemistry Research Service. 2000