(0294) 4435324 - 4429052 - 4459233     154235208 - 154249659

Sinonimia: recuento de reticulocitos.

Método: coloración supravital (azul de metileno, azul brillante de cresilo, nuevo azul de metileno); citometría de flujo: el contador hematológico ADVIA 120 realiza un análisis bidimensional.

Muestra: sangre entera.

Estabilidad: la sangre entera con EDTA es estable a temperatura ambiente hasta 48 hs y a 4ºC hasta 72 hs.

Significado clínico:

Los reticulocitos son células de transición entre los eritroblastos nucleados y los hematíes maduros. Cuando se someten a coloración supravital se observa el ARN durante el proceso de maduración de los precursores de los hematíes en la médula ósea; la reducción del tamaño se asocia con condensación aumentada de la cromatina nuclear y expulsión final del núcleo picnótico. A la vez, la síntesis de hemoglobina (Hb) va aumentando.

Las células rojas no nucleadas permanecen en la médula ósea hasta 4 días pasando por varios estadios de maduración (tipos I a IV). Debido a que la síntesis de Hb no es completa, las coloraciones habituales permiten observar a los reticulocitos como células policromatófilas.

Se puede esquematizar una eritropoyesis normal como sigue:

Expresión de resultados:

Los reticulocitos se expresan como porcentaje relativo de hematíes y/o en valor absoluto.

Se han propuesto varias correcciones para la expresión de los resultados.

El Indice de maduración de reticulocitos (IMR) o Indice de producción reticulocitaria (IPR) es una corrección adicional que considera el estímulo eritrocitario compensador que se produce en caso de anemias intensas. En estos casos el número de reticulocitos en sangre periférica es superior al que corresponde al grado de regeneración eritroblástica, debido a que la anemia provoca un estímulo eritropoyético adicional que facilita una salida precoz de reticulocitos desde la médula a la sangre y un acortamiento de su período de maduración intramedular y un aumento del período de maduración periférica. Este fenómeno conocido como “desviación reticulocitaria” o shift se caracteriza por la presencia de macrocitos policromatófilos. El período de maduración reticulocitario es un factor que se mide en días y está en relación inversa al hematocrito.

Esta corrección consiste en dividir el valor de reticulocitos corregidos por dicho factor dado en días que depende del tiempo de maduración:

Factor = 1.0 si el hematocrito es de 45%

Factor = 1.5 si el hematocrito es de 35%

Factor = 2.0 si el hematocrito es de 25%

Factor = 3.0 si el hematocrito es de 15%

Indice de maduración reticulocitario (IMR) = IRC / factor.

Si el índice es mayor o igual de 3 indica aumento de actividad eritropoyética medular (anemias regenerativa), mientras que un IMR menor de 2 indica escasa actividad eritropoyética.

Utilidad clínica:

– Evaluación de la función eritropoyética.

– Diagnóstico diferencial de anemias no regenerativas y formas hiperregenerativas.

– Monitoreo de la respuesta a terapias en caso de anemias por deficiencia de Fe, cobre, vitamina B12 y B6.

– Monitoreo de eritropoyesis después de transplante de médula ósea en el caso de anemia aplásica.

– Evaluación de deficiencia funcional de Fe con la determinación del índice CHr.

– Evaluación y clasificación de anemias en base al índice IMR y el recuento de reticulocitos.

Variables por enfermedad:

  • Aumentado: Anemias hemolíticas, anemias posthemorrágicas y anemias carenciales en tratamiento, hepatitis viral, tripanosomiasis, histoplasmosis, enfermedad de Hodgkin, leucemia, policitemia vera, déficit de vitamina C, abetalipoproteinemia, talasemia mayor y menor, enfermedad de HbC, enfermedad de HbH, mielofibrosis, eritroblastosis fetal.
  • Disminuido: Aplasia medular. Anemias carenciales (megaloblástica y ferropénica). Anemias diseritropoyéticas (adquiridas y congénitas).

Variables por drogas:

  • Aumentado: Allopurinol, aminopirina, antipiréticos, antipirina, arseniales, aspirina, corticotropina, plomo, levodopa, metil-dopa, noproxeno, nitrofuranos, penicilina, procainamida, quinidina, sulfonas.
  • Disminuido: Cloramfenicol, clorpropamida, citaralina, datinomicina, metatrexato, rinblastina.

Bibliografía:

1. LotharT. Clinical Laboratory Diagnostics: Use and assessment of clinical laboratory results, English edition, 1998.

2. Jacobs D.S., Demott W.R. Grady H. et al., Laboratory Test Handbook, Edit by Lexi-Comp Inc., Cleveland, United States of America, 4th edition, 1996.

3. Young D. Effects of Preanalytical Variables on Clinical Laboratory Test . AACC, second edition, 1997.

4. Young D. and Friedman R. Effects of Disease on Clinical Laboratory Test, edited by AACC, third edition, 1997.

5. Lehmann C. A. Saunders Manual of Clinical Laboratory Science, W.B.Saunders Company, Philadelphia, first edition 1998.

6. Lockitch G. Handbook of Diagnostic Biochemistry and Hematology in Normal Pregnancy. CRC Press, Inc. United States of America, 1993.

7. Young D. Effects of Drugs on Clinical Laboratory Test, AACC, third edition, 1990.

8. Brugnara C et al. Reticulocyte Hemoglobin Content to diagnose on deficiency in children. JAMA (June 16, 1999). 281:23. 2225-2230.

9. Todd-Sanford-Davidsohn. Diagnóstico y Tratamiento Clínicos por el Laboratorio. Salvat. 8ª edición 1998

10. Bessman JD. New parameters on automated hematology instuments. Lab Med 1983; 8: 488-91.

11. Fishbane et al. Reticulocyte hemoglobin content in the evaluation of iron status of hemodiálisis patients. Kidney International, Vol 52 (1997). pp 217-222.

12. Mittman et al. Reticulocyte Hemoglobin Content Predicts Functional Iron Deficiency in Hemodialysis Patients Receiving rHuEPO. Am J Kidney Diseases. 1997, 30 (6): 912-922.